Días 405 y 406 (24 y 25/12/2010): ¡Feliz Navidad desde Ushuaia!

Ayer, día de Nochebuena, en torno al mediodía (hora local) amarrábamos en el puerto de Ushuaia.

Mientras lo atravesábamos el canal de Beagle nos dio una pequeña lección, quiso demostrarnos el porqué de su fama de temible y traicionero, en las proximidades de la Isla de Barlovento (el nombre nos tenía que haber dado alguna pista) súbitamente el viento cambió, rachas de 50 nudos nos alcanzaron. Navegábamos con la mayor tomado el primer rizo y motor apoyando, hasta ese momento el viento estaba casi de proa con intensidades de 20-25 nudos y alguna racha de 30. La cuestión es que pensábamos arriarla antes, pero como en esa zona el canal es ancho y nuestra velocidad baja por la corriente en contra, la mantuvimos.

En ese momento yo estaba durmiendo, me despertaron los gritos llamándome a cubierta y el estruendo del exterior. Nada más salir me di cuenta que el panorama era muy feo, Jose Carlos se esforzaba en bajar la mayor, pero no podía, si seguíamos así el vendaval la iba a hacer añicos. Mientras tanto Sebastián estaba en el timón intentando gobernar el barco, con tanto viento y una ola extrañamente violenta que se montó el piloto automático no podía con él.  Teníamos tierra cerca con rocas y arrecifes, derivar hacia ellos habría sido una catástrofe.

Inmediatamente me puse con Jose Carlos a tratar de bajar la mayor, tras varios intentos no quería, nos planteamos subir y empezar a cortar patines, pero decidimos probar de nuevo, y esta vez si lo conseguimos. La amarramos como pudimos y continuamos capeando el infierno en el que de repente nos habíamos metido.

Como todo, lo bueno y lo malo, al final pasa, y gradualmente fue disminuyendo de intensidad, regresando a los valores normales que previamente teníamos.

Ateridos de frío, agotados, y con el susto metido en el cuerpo entramos al interior en el momento el piloto fue capaz de hacerse con el barco, una vez más habíamos superado otra dificultad del camino, por suerte otra anécdota que contar y nada que lamentar, una vez más nuestro ángel de la guarda había contrarrestado los designios a los que los elementos nos van enfrentando.

El resto del canal de Beagle lo hicimos a motor y con muchísima precaución. Tras mucho observar, cada vez somos más capaces de detectar cuando y donde se pueden dar los wiliwaws (vientos de montaña muy violentos por la suma del encañonamiento, las masas de aire frio que descienden más el viento de gradiente) y sus consecuencias. A lo largo del camino tuvimos varios más, pero nada que ver en su intensidad y duración al primero.

Sobre las 3 de la mañana comenzó a clarear, el paisaje en el que estábamos inmersos era digno de una postal. La mezcla de altas cumbres nevadas con un canal de mar que las atraviesa da un resultado único y espectacular, combina escarpadas formas con manto blanco en su cima, verdes por debajo de cierta altura y en los valles, con el azul muy oscuro del agua.

Poco a poco fuimos avanzando, entre tierras chilenas a nuestro babor y argentinas a estribor, dejamos atrás Puerto Williams y continuamos hasta la Bahía de Ushuaia, en la que se ensancha un poco más el canal. Durante todo el camino solo nos cruzamos con dos buques de mercancías, aunque por radio oímos que había otro velero que marchaba delante de nosotros. El control de la navegación en esta área es intenso, periódicamente hay que reportar la posición, rumbo, velocidad y hora aproximada de llegada a destino, es laborioso, pero por otro lado te da la tranquilidad de estar monitorizado.

Llegar a Ushuaia fue la recompensa a los momentos de sufrimiento pasados, no son muchos los que llegan hasta aquí, es un orgullo y una satisfacción haberlo conseguido, soy consciente de que somos unos afortunados, y de que la suerte y la fuerza nos han acompañado. La ciudad se sitúa alrededor de la bahía, a la falda de montañas nevadas y con un verde bosque sobre ella, sus techos inclinados y el colorido de sus casas contribuyen a la imagen de un cuento de Navidad.

Gracias al apoyo de ADAN (Asociación Deportiva Argentina de Navegantes), a la que nos hemos asociado, no tuvimos muchos problemas en conseguir el amarre, ciertamente nos está resultando muy útil, nos dan días de cortesía, tenemos apoyo vía radio, etc.

Nada más bajar a tierra buscamos como desesperados un sito en el que comer algo y posteriormente una buena ducha, nos quedamos como nuevos.

Sebastián pudo encontrar vuelo de regreso a Buenos Aires y por la tarde partió a celebrar la Nochebuena en familia. Ha sido un placer tenerle con nosotros, una gran ayuda durante la navegación y las maniobras, además de un buen amigo con el que hemos compartido charlas y risas.

Nuestra Nochebuena y  Navidad han sido con seguridad diferentes a las vuestras, no pudimos celebrarlas mucho ni estar con gente con la que nos habría gustado. En Nochebuena tratamos de encontrar restaurante, pero fue imposible, nuestro menú tuvo que limitarse forzosamente a un paquete de papas y un refresco en una especie de kiosco, a las 12 estábamos en la calle viendo desde los cristales como brindaban dentro de los locales, menos mal que nos dio por reírnos de la situación. El día de Navidad nos levantamos tarde por el cansancio acumulado, al final no hicimos comida, en fin, como he dicho, diferentes 😉

Los  planes son estar por aquí hasta aproximadamente el 15 de enero, en el momento la meteorología la permita haremos el ataque definitivo al Cabo de Hornos, mientras tanto descansaremos y pondremos de nuevo a punto el barco para tan importante hito.

Sin más, os deseo que tengáis las mejores fiestas que podáis imaginar, llenas de felicidad y amor, y que continúe así por los años venideros…

Kike

PD: os adjunto una entrevista que nos hicieron nada más llegar en Punto Radio, se emitió el 24 de diciembre en el programa Juego Limpio (para escucharla pulsad en el enlace de abajo).

Entrevista Punto Radio Nochebuena 2010

10 Comments

  • Hola vallantes amigos,
    Me siento muy feliz que estan en Ushuaia y que vana quedarse alla bastante tiempo para preparar el barco por el continuo del viaje. Me parece que el sistema de los patines de la mayor tiene un problema de disegno y que si no pueden cambiar los patines tendran que reducir trapo cada vez que pueden esperar una condicion de vientos violentos. Estoy muy surprendido de ver tantos barcos en la bahia de Ushuaia. Me doy cuenta que tecnicamente esta el verano austral, pero quien quiere navegar con un velero (unos son pequenos, no mas largo que 20 y pico pies) en un ambiente tan duro. Vos dos son locos, verdad, pero me parece que comparten la locura con bastante mas gente….
    Quiero que me digan como era el cangrejo… Ahora 15 dias mas en este paraiso les dejara mucho tiempo, tanto de dia y de noche (que no es una noche verdadra), para estudiar un poco mas los idiomas del pacifico como el frances y un ingles muy diferente de lo de los yankis.
    Gracias a Kike por sus blogs maravillosos – saldran en forma de libro, lo espero.
    Mucha suerte en el futuro y un ano nuevo superbo,
    Abrazo de Francis

  • Primo, me alegra saber que ya estais en Ushuaia y espero y deseo que estos quince dias que vais a estar alli os sirvan para preparar y planificar vuestro «ataque» como tú dices al Cabo de Hornos.
    Por desgracia primo esta Navidad si ha sido diferente , y ha dejado marcada las siguientes Navidades que vengan ,con nuestro recuerdo y añoranza del que ya no podra compartirlas con nosotros, aqui en la tierra, pero nos quedara el consuelo de que alli arriba , no estara solo, porque estara rodeado y acompañado de otros que lo quisieron tambien , y mucho, cuando estaban aqui abajo.
    NOTA: (hoy por primera vez la dejare en blanco, es decir, sin palabras…)

  • Hola muchachos,
    Feliz Navidad en Ushuaia. Aunque físicamente no estábamos con vosotros, si en corazón. Nos alegramos que todo haya ido bien, lo vuestro os ha costado. Creo que todos hemos dejado unas sillas vacías en la cena de Nochebuena y en la comida de Navidad por vosotros. Aunque si a eso vamos, si estuviéramos alli todos los que os hemos echado de menos, hundiríamos el Bahari … .
    Contais con todo el apoyo de mucha gente. Ya hemos conseguido buena parte del sueño, comienza una etapa díficil, pero superable y … al Pacífico.
    Muchísima suerte en la nueva etapa y recuerdos a los pinguinos, que veo son los únicos compañeros en las frías calles de Ushuaia.
    Muchos abrazos de «los enfermos», que sin tí, Kike, estamos empezando a ser algo más «sanos», para nuestra desgracia. Repito, muchos abrazos. Julio Soria.

  • Queridos Kike y Jose Carlos. Estoy anonadado por vuestra reseña de la llegada a Ushuaia y los problemas que habeis tenido con la mayor, que recuerdo es una vela tremendamente dificil de manejar. La verdad es que el sistema Harken de patines os resolvería el problema y haría las maniobras muchisimo mas facil.El incoveniente es que resulta bastante caro y no se si por allí habrá alguien que os la pudiera proporcionar. Descansad y preparad el ataque al cabo de Hornos, que estoy seguro no va a ser tan complicado como lo que habeis pasado hasta este momento. Un fuerte abrazo de
    Chema

  • Enrrique , me alegro de que los problemas en la travesia del canal, los solucionaseis a pesar de las dificultades del aquel momento. Otra esperiencia mas, que seguro os servira para otras ocasiones.
    Cada dia estoy mas convencido , de que el paso del Cabo de Hornos será mas facil de lo que vosotros creiais. Yo no niego la dificultad, pero habeis atesorado una experiencia fundamental, para la consecucuón de ese evento. Dentro de lo que cabe que tengais una feliz estancia y una buena reparación y estabilización de la enbarcación. Un fuerte abrazo.

    PD. A Lebrija fuimos José Luis, Mari Carmen, la Manoli y yo.

  • Hola primo, en primer lugar darte un beso enorme desde Lebrija, me alegra muchísimo que ya esteis en tierra, aquí nos acordamos mucho de ti, y el » dia de Navidad» todos estábamos contigo, porque aunque estés tan lejos te sentimos cerca. Ahora hay un «Angel» mas en el cielo, que estoy segura cuidará de vosotros. Cuando te sientas solo, piensa en Lebrija, aquí todos te deseamos lo mejor y todo nuestro cariño, Muchos besos del tito Paco y la tita Tere y de todos en general. Desde aquí besos gigantes y abrazos enormes que sirvan de protección a los fuertes vientos. te queremos…

  • FELICITACIONES ya lo estan logrando ……. de a poquito se van consiguiendo los objetivos,lamento que les este resultando tan duro,pero era de lo que se podia suponer por estas latitudes,mis mejores deseos de una feliz NAVIDAD y un muy buen comienzo de AÑO ,que sigais con ese espiritu indomable, traspasando de a una las dificultades,y disfrutando a pleno de la experiencia,felicitaciones por los relatos ,realmente son profesinales de poder transmitir las vivencias diarias que tantos disfrutamos al leerlas y de a poco ver como van avanzando.
    Por si no se acuerdan soy quien estubo con ustedes en Uruguay,el amigo de Manolo quien los aconpaño un poco en Bs.As.

  • hola mi nombre es carlos y estoy visitando vuestra wep por primera vez y me veo con vosotros, pues yo he terminado una vuelta al mundo en mi velero el itaparica en julio despues de 4 años , aunque no como la de vosotros , pues pasamos por los canales , me han hablado de ustedes pedro un canario velerista que les conocio poe el carive y tambien jose luis un valenciano amigo .
    les deseo la mejor de las suertes y los mejores vientos.
    de locos es no luchar por conseguir que los sueños se hagan realidad.
    un abrazo

  • A tripulacao tem uma energia excelente…e a melhor paella do mundo!!!!! hahahahahha…
    Toda a protecao e carinho do mundo!!!!

    Tati e Theo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *