Día 429 (17/1/2011): Cruzamos el Cabo de Hornos

A las 20:00 horas locales (4 horas más en España) bordeábamos el famoso Cabo de Hornos, línea divisoria entre los océanos Atlántico y Pacífico, extremo austral del continente americano y  el lugar más peligroso para navegar del planeta.

Posiblemente hayamos hecho muchas cosas mal en nuestra vida, pero algo deberemos haber hecho bien, cuando Neptuno y los elementos se conjuraron para facilitarnos el mejor cruce del gran cabo que se pueda imaginar. El sol brillaba con intensidad, la temperatura no era extremadamente fría, una ligera brisa del Noreste nos empujaba con dulzura y suavidad, pequeñas olas nos mecían más que balancearnos…    Si lo hubiéramos intentado durante 100 días seguidos en apenas 1 ó 2 habríamos conseguido las condiciones que hemos tenido, es más, unas horas antes la situación era penosa, con vientos de 55 nudos del Noroeste (contrarios a nuestra dirección) y mar arbolada, y dentro de unas horas a buen seguro que no será mejor, puesto que cuando se intensifiquen los vientos de componente Este (contrarios a la corriente) las olas se levantaran con una verticalidad inusitada.

Somos afortunados, a pesar de que en ocasiones se nos compliquen las cosas, nuestra estrella no nos abandona, y nuestro ángel de la guarda tampoco, no me extrañaría que hubiera tenido algo que ver en el pacto favorable de los señores del viento, tierra y mar. Siempre habíamos pensado que nos resultaría muchísimo más dificultoso, y cierto es que la elección del momento del ataque definitivo ha sido clave, pero no por ello hay que pensar que todo el merito es nuestro, tenemos que dar gracias, podía haber pasado mucho tiempo sin ventanas meteorológicas o incluso teniéndola prevista todo podría haber cambiado súbitamente, como sucede habitualmente en estas latitudes.

La noche anterior no pudimos dormir debido a la avería del motor, la mañana y la tarde, hasta el gran momento, transcurrieron alternando descansos y guardias mientras navegábamos rumbo sur por la Bahía Nassau con viento suave y buena mar. Tal vez para que la emoción no decayera, o porque de un modo u otro Hornos demandaba un tributo, cuando faltaban 7 millas para llegar tuvimos un nuevo problema, uno de los guardines se salió de la roldana y nos quedamos sin timón. Quedarse sin gobierno en estas aguas, frente al innombrable de los océanos, no creo que sea situación que nadie deseara, una vez más gracias a las excelentes condiciones meteorológicas la hora que estuvimos al pairo mientras lo solucionábamos no se convirtió en un drama, intuyo que no serán muchos en la historia a los que les ha pasado eso en este lugar y han podido contarlo.

Desde muchas millas atrás divisábamos ya la Isla de Hornos, al sur de las Wollaston. Su orografía es abrupta, difícil de adivinar sin una carta, aunque claramente visible como obstáculo en el mar debido a la considerable altura del cabo (425 metros). De repente el mar estalló de vida, un numerosísimo grupo de delfines vino a recibirnos y confirmarnos los buenos augurios para el momento que nos esperaba, saltaban y hacían cabriolas como nunca los había visto, parecían tan extasiados como nosotros por la excepcional ocasión.

A medida que nos aproximábamos se iba perfilando más y más el aspecto del monstruo, bello y aterrador a la vez, de forma piramidal, combinación de colores verdes por la vegetación con marrones de la roca viva, con innumerables desgarros y hendiduras por tantos temporales soportados, con su zona baja erosionada violentamente por las inmensas olas que sobre el impactan, con tantas muescas como vidas se ha cobrado…

En el instante nos situamos cara a cara estalló la alegría y la emoción, bromas, risas y abrazos, lo habíamos conseguido, otra prueba más superada en ese viaje jalonado de constantes desafíos, pero en este caso no era uno más, era el rey de los desafíos náuticos, el Everest de los mares. Los delfines decidieron acompañarnos mientras lo bordeábamos, parecía que estaban tan contentos como nosotros, ¿se puede tener mejor presagio para una vuelta al mundo a vela? Cruzar el mítico Hornos, con buen tiempo, mar en calma y rodeados de delfines.

La celebración fue muy española, jamón ibérico que  trajo Eduardo, regado con un buen vino valenciano (obsequio de nuestro amigo Rodolfo, de Bodegas Vegalfaro). El brindis también con cava valenciano (en este caso gracias a nuestro amigo Alfredo Soler, Castell dels Sorells).

Hoy no somos mejores o peores que ayer, no sabemos navegar más o menos, pero lo que sí es cierto es que hemos pasado a formar parte de los Cap Horniers (barcos, capitanes y tripulaciones que lo han cruzado), además con el orgullo de haberlo hecho en el sentido Este-Oeste, el más complicado. Se ha escrito mucho acerca de los privilegios de un Cap Hornier, el más conocido es el derecho a ponerse un aro en la oreja izquierda (lado por el que se encara la roca en el sentido habitual), la leyenda dice que si en alguna ocasión naufragaban Neptuno reconocería su valor como marinero y agarrándole de él le devolvería a la superficie. También he leído que a partir de ese momento se les permitía comer con un pie sobre la mesa, mear a barlovento (dudosa honra) o no estaban obligados a hacer una genuflexión en presencia del Rey. Sea como fuere, fiel a la tradición, yo hoy me colocaré el aro en la oreja izquierda, como muestra del máximo respeto a las leyes y costumbres del mar, y de satisfacción por la hazaña conseguida de llegar hasta aquí.

Sé que mucha gente ha estado pendiente estos últimos días, quisiera agradeceros a todos aquellos que nos seguís en cualquier grado vuestra presencia al otro lado de la comunicación, notamos vuestro calor y compañía. También quisiera dar las gracias a patrocinadores y todos los que nos han ayudado a que estemos aquí, entre ellos la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Valencia, Radio Televisión Valenciana, Grupo S2, Prodevelop, Propeller Club de Valencia, Oesía, mychiringuito.com, Altura de Vuelo, el RCN de Valencia y muchos más que no menciono individualmente para no extenderme.

Cruzando Hornos llevaba dentro de mi corazón a muchas personas, como mis amigos, mi familia y Belén, inseparable de Aventura Oceánica para mi, ha estado en todo momento y os ha informando puntualmente. Hay alguien a quien le dedico especialmente este éxito, figura clave en mi vida, le debo en gran medida ser quien soy y como soy, ella me enseño lo que es el valor, a aguantar el sufrimiento, me enseño a querer y a actuar en la vida como sientes, sin miedo a nada, ella es mi madre, aunque ya no esté siempre está conmigo, ella es mi ángel de la guarda.

Me despido emocionado, deseándoos que seáis extremadamente felices.

Kike

42 Comments

  • me has hecho llorar!!! Enhorabuena!Ya no tendreis que arrodillaros ante nadie, llevareis pendiente y nadie querra subir a un barco con vosotros sin que hayais meado antes!!!

    Muak

  • Enhorabuena por vuestra hazaña y por hacernos llegar vuestras sensaciones y sentimientos con esa fuerza narrativa que os esta caracterizando, pasión por el mar, la aventura , la vela …… si alguien quiere saber que es navegar en toda su plenitud , lo único que le puedo recomendar es que se lea este blog…..

  • Enhorabuena discípulos de Magallanes!!!!!!!!!!
    Nuevo reto conseguido. Cruzar Hornos de este a oeste. Ahora a x el Pacífico. Campeones
    David dice q sois unos cracks. Y q quien pudiera estar allá con vosotros en lugar d en el puto curso d Portuario.
    Un abrazo y chapaeu

  • ¡Me has emocionado! Sólo puedo decir una cosa: vuestro sueño es grande, muy grande, y lo estáis haciendo realidad día a día.
    Un fuerte abrazo, y buena proa.

  • Hola senores “Cabo Hornosianos”, bienvenido al Pacifico….
    La proxima escala en Valdivia esta cerca de un lugar encantador chileno: El Lago y volcan Villarica y la poblacion de Pucon. He comido las empanadas las mas ricas en Pucon, y muy cerca hay banios de aguas volcanicas callientas que les quitaran toda la cansadura del viaje……
    Un abrazo de Francis

  • Kike, me has emocionado con tu relato y el recuerdo de tu angel. Respecto al estado del mar, creo que todos deseabamos que fuese lo mas encalmado posible. Enhorabuena por vuestra doctoración en navegación. Un fuerte abrazo para los tres.

  • Realmente nos dejas mudos con tu relato, con el corazón ancho y los ojos brillantes.

    VIVAN LOS SUEÑOS Y LOS QUE CON SU VALOR LOS ALIMENTAN.

    VA POR TÍ MAESTRO!

  • Había mucha gente soplando para neutralizar los vientos existentes en el Cabo de Hornos, pero la hazaña, el sueño y la gloria son vuestras. Enhorabuena campeones. Abrazos.

  • Además de capitanes con dosco, te estás haciendo un crack de la literatura!
    Cada vez tengo más ganas de buscarme un hueco en ese “peazo de barco”.
    Prueba superada!

  • bravo amigos ,en mi vuelta al mundo en velero hubieron momentos muy emocionantes y de mucha angustia , entiendo perfectamente los que estais viviendo , la perspectiva del mundo desde esas latitudes hace que te sientas dueño del mismo, y lo que a veces son problemas gordos para el resto de los mortales son insignificantes navegando en un velero por los oceanos del planeta .
    estais logrando algo grande que el paso del tiempo incrementara en vuestras mentes.
    un abrazo

  • Querido Amigo:

    Enhorabuena a los dos. Una gran travesía, un gran “chaval” y además un emocionado recuerdo a tu madre…. tío lo tuyo también es la narrativa. La verdad, es que esto ayuda muchísimo a “vivir”, aunque a cubierto, las emociones y logros que vais consiguiendo.
    Te mando un fuerte abrazo y te animo a que sigáis consiguiendo pasos y nos los sigas transmitiendo como hasta ahora, te aseguro que me encanta.
    En cuanto al pendiente, prometo respetar el privilegio reservado a Neptuno y no estirar del mismo..;)
    En cuanto a mear a barlovento, espero no tener que verte en semejante situación….
    Por lo demás enhorabuena !CAP HORNERIS¡

  • Bravo!!! (mis palmas humean por el aplauso).
    Sólo decirte que menos mal que pasó lo del timón, si no vaya desafío no? 😉
    Me alegro mucho y os sigo envidiando día a día.
    Un abrazo fuerte.

  • Primo, ya te felicite ayer, pero vuelvo a insistir (nunca seran bastantes…) en mi mas sincera felicitacion y alegria por lo que habeis conseguido.
    NOTA: Al igual que tú , nosotros tambien hemos terminado emocionados al leer el final de hoy.

  • Enrique, impresionante la narración y sobre todo la hazaña que habéis logrado, mientras he ido a recoger a Mº Luisa al colegio ha estado tu prima leyendo el relato y cuando hemos vuelto me la he encontrado con los ojos brillantes, mucha suerte y que sepas que nos sentimos muy orgullosos de todo lo que estáis haciendo, un abrazo para toda la tripulación.

  • Queridos!!!! Quanta felicidade!!! Kike, que maneira linda e emocionante de escrever que tens!!! Com certeza que as forças estão com vocês!!! sempre!!! Foi como estar junto e conseguir sentir as emoções que sentiram…obrigada!!!rs
    beijo enorme
    Tati

  • Estimado Kike,

    en primer lugar, mi más sincera enhorabuena a ambos por la hazaña, estupendo y emocionante relato, el cual lo haré llegar a nuestro querido Presidente D. Francisco Prado, para que sea leido o al menos reseñado en la próxima comida coloquio, que coincidirá con el I Encuentro de Propellers Club de España en Valencia (día 03/02/2011).

    Un abrazo,

    PD : Alfredo estará contento, por aquello del cava y manda una foto con el pendiente!!!

  • Mis estimados Quique y Joloc, mis profundamente admirados colegas. Mi más cariñosa enhorabuena por vuestra constante hazaña. Hornos es el resultado y la inflexión hacia nuevos mares.

    Haciendo mención a lo escrito por Quique: “ella me enseño lo que es el valor, a aguantar el sufrimiento, me enseño a querer y a actuar en la vida como sientes, sin miedo a nada, ella es mi madre, aunque ya no esté siempre está conmigo, ella es mi ángel de la guarda.”

    Pienso que sólo los angeles son capaces de ver a los angeles.
    Un gran abrazo y buena proa

  • si es que sois unos cracks!!!!!!!!!
    muchas felicitaciones para toda la tripulacion por este nuevo reto ya superado,
    primo, un fuerte beso

  • Que grande torcida e que orgulho!!! Parabéns por alcançar o sonho de vocês!! E obrigada por compartilhar esta aventura conosco!
    Um grande beijo

  • Hola marineros,
    que estan haciendo escondidos desde ayer en esto rincon del canal de Beagle????
    Espero que todo va bien con timon y motor.
    Un abrazo,
    Francis

  • Yo no te puedo desear que seas feliz, como tú haces cada día con nosotros, porque leyendo lo que escribes es evidente que ya lo eres
    Un fuerte abrazo y mi enhorabuena

  • Bueno, creo que en este post, es obligado aparecer. Es como entrar de puntillas en un trocito de historia.

    Simplente decir, que sé que en el fondo estas un poco triste de haber tenido tan buena mar, pues tu descripción de como enfrentarse a olas de 30 metros y sin timón, habría convertido a tu relato en un “ABSOLUTO BEST SELLER” 😉

    en fin, bromas aparte. ENORABUENA CON MAYUSCULAS!!!

  • JODER QuE BURRO. ENHORABUENA Y AHORA CON HHHHH….

    PD: Quiero Foto con pendiente y Logo de PRODE de fondo (je, je,…) hay que aproverchar los privilegios del potrocinio.

    See yo in tuamotu.

  • PERDON POR TARDAR A DAROS LA ENHORABUENA MAS GRANDE QUE PODAIS ESCUCHAR.
    ANIMO Y A SEGUIR CON LA AVENTURA.
    Y GRACIAS… MIL GRACIAS POR COMPARTIRLA CON TODOS EN LA LEJANIA… CREO QUE CON LOS DESEOS QUE OS ENVIAMOS DESDE AQUI TAMBIEN AYUDAMOS A AVANZAR AL BARCO Y ACUERDATE QUIQUE QUE TAMBIEN TIENES A ALGUIEN ESPECIAL ECHANDOOS UN VISTAZO Y A LA QUE PEDI EN UNA VISITA QUE NO OS DEJE DE AYUDAR… CREO QUE YA SABES A QUIEN ME REFIERO, Y A LA QUE LE DARE LAS GRACIAS CUANDO VUELVA POR ALLI EN VUESTRO NOMBRE.
    UN FORTISIMO ABRAZO Y ANIMO.

  • vosotros sois lo mejor de la especie marinera,me encanta que la suerte os acompañe,por algo sera,buen puerto os espere para esta hazaña,y enhorabuena a los dos.

    un abrazo desde la capital condal

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *