Días 906 y 907 (8 y 9/5/2012): No busquéis más a Nemo…

Porque está aquí conmigo, lo he encontrado… Nemo es un Pez Payaso, y no lo digo porque sea un graciosillo, así se llama la subfamilia a la que pertenece dentro de las Doncellas. Los Peces Payaso se dan en la región del Indo-Pacífico, y sin embargo no existen en otras zonas tropicales como el Caribe, no es raro encontrarlos, pero tampoco es algo que sucede todos los días.

Ha sido una coincidencia fortuita, mientras hacía tiempo esperando la aparición de las mantarraya gigantes, que son de costumbres fijas (acuden durante unas horas todas las mañanas a una cabeza de coral enorme tipo coliflor), me he dado una vuelta por los corales de alrededor. Sobre uno de ellos llamaba la atención una anémona de color rojizo precioso, cuando iba a pulsar el botón para hacer una foto, ahí estaba, frente a la cámara y a un palmo de mis gafas de buceo.

Su expresión es muy simpática, aunque en realidad son territoriales y osados, en el fondo estaba defendiendo su casa, la anémona, de una amenaza externa mucho mayor que él (mediría menos de 10 cm).

A partir de ahí ha comenzado un curioso comportamiento, no tengo claro si es que le ha gustado eso de ser modelo o que estaba un poco inquieto, la cuestión es que no ha parado de posar en las más variadas posiciones, y a mí, que no me cuesta pulsar el disparador, total, que le he hecho un book entero.

De repente se quedaba fijo a escasos centímetros de mi cara mirándome seriamente, al segundo desaparecía y se metía bajo la anémona, observándome con recelo, acto seguido se escondía en sus filamentos asomando solo la cabeza, como si me estuviera mostrando lo mullida que es su cama, o se sintiera a salvo en su bosque de miniatura, en este caso tenía una expresión más tímida.

He podido comprobar en mis carnes el efectivo sistema de protección de su casa, la anémona tiene células urticantes a las que ellos son inmunes por una mucosidad especial de que desarrollan desde larvas. Tratando de quedarme fijo, a causa de la corriente, y con las manos ocupadas con la cámara, me sujetaba como podía a las rocas, en uno de esos movimientos mi rodilla ha rozado la anémona, y todavía noto la quemadura, nada grave, pero molesto y doloroso.

He pasado unos bonitos y divertidos momentos con mi amiguito, y es que en el mar la belleza no entiende de tamaños ni de formas, cada criatura tiene la suya.

Tras varios intentos, por fin hoy he podido tener una inmersión tranquila con las mantarraya gigantes, usando equipo autónomo con botellas de aire. En un par de ocasiones no fue posible, me acercaba primero a localizarlas sin equipo, la cuestión es que en cuanto las veía no me podía resistir y me zambullía sin pensarlo, al rato, cuando me cansaba de hacer amneas a 10 metros de profundidad, iba a por la botella y regulador, pero a la vuelta ya no estaban, en fin, que parecía que estuvieran jugando conmigo. Hoy Jose Carlos también ha podido bajar un rato, pero no llevaba neopreno y ha tenido que salirse, se ha quedado helado. El agua no está fría, a unos 28 ºC, pero sigue existiendo una diferencia importante con la temperatura corporal, y al cabo de un tiempo no tarda en aparecer la hipotermia.

No os quiero poner los dientes largos, pero os adelanto que he podido captar unas imágenes espectaculares, tanto fotografías como vídeos, ya lo veréis.

Aunque llevamos varios días con ellas, sigue siendo emocionante el momento en que las ves aparecer entre el azul intenso de la profundidad, volando como grandes aviones articulados hacia ti. A partir de ahí comienza una serie de revoloteos y aproximaciones a la cabeza de coral, donde como os comentaba se desparasitan.

A pesar de su tamaño son muy tímidas, debes tener cuidado de no acercarte a ellas ni expulsar aire cuando están sobre ti (las burbujas les molestan), pero si te quedas quieto en una buena posición, son ellas las que se acercan, haciendo vuelos rasantes sobre tu cabeza.

En una ocasión me he quedado pegado al coral alrededor del que danzan, completamente inmóvil y tratando de que mis formas se mimetizaran con el entorno. Además de pasar rozándome, una se ha quedado parada a mi lado, su enorme ojo no estaría a más de 15 centímetros de mi cara, me observaba con detenimiento, o me ha reconocido de días anteriores o se preguntaba que era aquella extraña criatura pegada a la roca, la escena esta filmada…

No todo ha sido buceo, por las tardes hemos ido a conocer distintos lugares. Ayer dimos un paseo por la isla, casi la recorremos por completo, puesto que solo tiene 9 kilómetros de perímetro. El interior es elevado y escarpado, con cumbres que llegarán a los 400 metros, los pocos habitantes se concentran en la franja costera. Es verde y fértil, con infraestructuras básicas y gente realmente amable y cercana, como en épocas antiguas.

Existe una costumbre que me ha llamado fuertemente la atención, las casas tienen las tumbas de sus antepasados en la puerta, con su lápida y todo. Los hay que hasta les han construido un techado, dando la impresión de que hay dos casas, una para los difuntos y otra para los vivos. Es la primera vez que veo este habito, desde luego no es muy común, aunque intuyo las razones que les motivan.

Hoy la excursión ha sido a los motu más cercanos, los que franquean el paso al lagoon. Motu Tiapaa es más grande y tiene algo de desarrollo turístico (o sea, dos pensiones). El interior esta plagado de palmeras y vegetación, lo más cómodo es darle la vuelta caminando por la playa que prácticamente lo rodea. Motu Pitiahe es más pequeño y está prácticamente deshabitado, esto lo deja más virgen e intacto. Los árboles llegan a meterse en el mar, y eso que no tiene nada que ver con el manglar.

Realmente Maupiti es un lugar encantador, mires donde mires, lo tiene todo: un lagoon interior con aguas tranquilas e infinidad de tonos de azul, una frondosa y escarpada isla en su centro, arrecifes que lo rodean repletos de coral, motus y una vida subacuática espectacular, poco desarrollo turístico, y además hace buen tiempo todo el año, ¿qué más se puede pedir?

Sed felices.

Kike

8 Comments

  • La verdad es que a mí si que me has puesto los dientes largos..jaja.. Es genial que hayas podido coincidir con Nemo y sé seguro que mis sobrinos van a alucinar con las fotografías. Lo de las mantarrayas me parece impresionante. Con estas fotos alucinaré yo. Nos estas malacostumbrando y cada día queremos más Aventura!! Muchas gracias!! Cuidaros mucho!!

  • Hola Kike, me alegro de saludarte nuevamente. La verdad es que es emocionante encontrarse con dichas criaturas, pues es de los pocos lugares que las verás a diario. Como bien dices, algunos polinesios y sólo en algunas islas, entierran a sus seres queridos junto a su casa, yo lo vi en Bora Bora, y me dijeron que lo hacían porque su espíritu les protegía de los males, ellos tienen un fuerte arraigo familiar y sobre todo matriarcal y no tienen ningún miedo o reparo a dicha costumbre.
    Seguid así, gracias.

  • JODER,JODER Y JODER……

    PERDÓN POR LA EXPRESIÓN PARA EL RESTO DE BLOGUEROS, PERO UNA, ES ASI DE FINA CUANDO OBSERVA ESTAS FOTOS TAN ESPECTACULARES Y PIENSA QUE ESTO, SÓLO SALE EN LAS POSTALES!!!!!!!PUES YA VEO QUE NO, QUE ESOS LUGARES EXISTEN Y CON ESOS» CUERPOS LOZANOS» JE,JE,JE,JE
    VAMOS, QUE NO HARÍA DEMASIADOS ASCOS PARA ESTAR AHÍ.MENUDAS PUESTAS DE SOL… , EN COMPAÑIA , CON UNA BUENA BOTELLITA DE CAVA….Y COMO EVA EN EL PARAISO!!!!!!HAS VISTO ALGUNA SIRENITAAAAAA?????

    YA VEO QUE VAIS, VIENTO EN POPA Y A TODA VELA,PORQUE NO PARAIS NI UN MOMENTO,AUN CON LOS PIES CHUNGUILLOS, QUE ESPERO, YA ESTÉN CURADOS. SI ES QUE TANTA HUMEDAD!!!!! CREO QUE, CON TODO LO QUE TUS OJOS Y TU MENTE PROCESAN A LO LARGO DE LOS DIAS BIEN MERECE , ALGUN QUE OTRO MOMENTO DE SUFRIMIENTO

    A SEGUIR DISFRUTANDOOOOOOO. MUXUS MUAS

  • Brutal!!!
    Aquí en nuestro lagoon de la mar menor con sus Motus (la perdiguera y demás) os deseamos que sigáis disfrutando de la vida !

  • Jose carlos te echo de menos amigo.espero volver a verte,pero dentro de mucho,a si que disfruta de esta experiencia que no olvidaras.malegro de conocerte.muchos animos y seguir asi.saludos a kike. Gracias por todo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *