Día 151 (14/04/2010): Bordeando la costa de Honduras

Seguimos navegando alrededor de la costa Hondureña, las condiciones no han cambiado mucho desde ayer, el viento continua suave de proa y nosotros navegando a motor, únicamente hemos podido aprovechar para sacar velas durante una hora, una borrasca cercana ha provocado una rolada más a norte y un incremento de la presión.

Poco a poco nos vamos quedando sin combustible, ahora mismo nos deben quedar unos 110 litros y necesitamos como mínimo 50 para llegar hasta el waypoint que hemos fijado para poder arrumbar más hacia el sur (por los obstáculos), en ese momento pararemos motor y tendremos que navegar a vela haya lo que haya (la previsión es que se mantenga la brisa de unos 10 nudos del este-noreste), ya que todavía nos quedarán más de 150 millas hasta Providencia, y queremos reservar algunos litros para emergencias, recarga de baterías y maniobra de entrada y fondeo al llegar.

Hemos reducido a 1.600 vueltas para consumir menos, aunque la situación no es inquietante si debemos estar muy atentos para optimizarlo, no me gustaría quedarme sin motor en medio de esta maraña de arrecifes, rocas, islitas y bajos.

Creo que ya funciona el posicionador por satélite, en todo caso nos encontramos en 15º 44′ N, 083º 22′ W, al sur de los Cayos Vivorrillo, navegando a rumbo 105 a 4,5 nudos de velocidad. El viento no supera los 12 nudos, pero dada la poca profundidad a la que nos encontramos (menos de 20 metros de agua bajo la quilla) si mueve un poco de ola, no excesivamente incómoda.

Hoy hemos vuelto a pescar, una caballa de unos 4-5 Kg, ha sido gracioso porque de repente ha sonado la caña, pero muy poco (como últimamente pescamos peces más grandes el freno estaba fuerte), he pensado que habíamos enganchado algún sargazo y me he dispuesto a limpiar el cebo tirando del hilo a mano, a medida que se acercaba veía algo, pero no lo distinguía bien, cuando me he dado cuenta estaba aleteando a pocos metros del barco, así que he decidido tirar fuerte y subirlo completamente a mano, una grata sorpresa que nos alegrará la cena (unas cortaditas a la plancha) y la comida de mañana (prepararé un ceviche).

La verdad es que normalmente en travesía no comemos mal, por ejemplo hoy Jose Carlos ha preparado unas deliciosas lentejas, yo creo que es cuando estamos en tierra cuando comemos peor, tal vez porque como tenemos otras actividades no le dedicamos el tiempo necesario a cocinar o porque comemos fuera, y a pesar de que yo no soy excesivamente casero (a la vista está), es cierto que por ahí no se come igual que en casa, salvo honrosas excepciones.

El día en general ha sido activo, entre navegación, trasvase de combustible de bidones al depósito principal, subir otra vez al palo a asegurar de nuevo el radar, pesca, cocina, etc. no paras, bueno, algún ratito si sacas para leer, contemplar la puesta de sol o escribir.

Mañana cuando os escriba ya habremos pasado lo peor, espero daros buenas noticias y deciros que vamos rumbo directo a Providencia surcando las olas a vela.

Sed felices.

Kike

7 Comments

  • Me recordais al capitán Ahab bajando desde Nantuket a bordo del Pequod en busca de la ballena asesina que ya le había arrebatado una pierna… (Mobby Dick) Un besete

  • Hay una metáfora que dice: Cuando nos quedamos en la orilla las olas nos zarandean, cuanto más profundo entramos en el mar, menos nos perturban.
    Yo no sé si eso será verdad, pero por lo que cuentas es muy duro navegar cerca de la costa y más teniendo el tiempo en contra.
    Cuando volvais os voy a invitar en casa CARMEN a comer un arroz con acelgas, meloso, para chuparse los dedos
    Cuidaros mucho.

  • Primo, estamos como en «El Corte Ingles» ; «La semana fantastica» ya que no recuerdo durante estos 151 dias que llevais , que escribas tantos dias consecutivos, asi que por mi parte OK. (y que se parezca cada vez más a un diario…).
    NOTA: «Como en casa no se come en ningún sitio» , tienes razón primo , y sobre todo ¡¡las lentejas!!

  • Hola Enrique, Casi un mes sin poder veros. Tranquilos que el tiempo mejorará pronto.
    Por cierto… ya me contarás más cosas de las escalas en la Habana.
    Ánimo. Un abrazo.
    Salvador

  • Hola chicos, el posicionador funciona bien y eso no anima mucho a vuestros fans, y como dice Jose Manuel se agradece mucho recibir el diario diariamente, gracias Kike. Seguro que se arregla vuestra travesia al cambiar de rumbo y con la fuerza de las «lentejas» llegareis fuerte y sanos. La verdad es que prefiero a Yoloc navegando que en tierra (ya me entendeis).
    Cuidaros mucho y suerte…

  • Me alegro de que podais cocinar de nuevo, supongo que las lentejas estarian deliciosas. Por lo que respecta al viento , si todos los que os seguimos pudiesemos soplar y que llegase a vosotros el viento,
    seguro que lo tendriais. Me alegro de poder seguiros de nuevo a traves del mapa de vuestra posición.
    Un abrazo muy fuerte .

  • Joder, como se nota que ya hay gas, el servicio de habitaciones en Roatan fue «mu» malo, jajaja. Pídele a Yolo un «Yolo» el ya sabrá lo que hacer..jajaja
    Buena travesía hasta Providencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *