Día 35 (19/12/09): Sobre el género de los Alisios…

Hoy hemos llegado a la conclusión de que estos vientos, los Alisios, aunque sean conocidos por un nombre de género masculino, en realidad son vientos hembra. Que nos disculpen las féminas por la siguiente reflexión, pero tened en cuenta que cuatro hombres metidos en un barco 16 días, y un viento que se comporta como este lo esta haciendo, provocan una concentración de niveles de testosterona que genera pensamientos de este estilo, no damos para más…

Para realizar esta afirmación nos basamos en nuestras propias estadísticas, fruto de los datos que vamos obervando las 24 horas del día desde que iniciamos la travesía del Atlántico, pueden ser discutibles, pero desde luego tienen un fundamento.

La cuestión es que el viento hace lo que le da la gana, lo cual tampoco nos parece mal (nosotros hacemos lo mismo), pero lo que ya no vemos tan normal es que cambie de opinión cada 5 minutos, constantemente, no hay manera de que se defina. Cuando hemos trimado las velas porque se va más a la popa, entonces se quiere ir al través, volvemos a trimar, y en cuanto se da cuenta, otra vez a la popa. Así es, continua contradicción y cambio de parecer. También hay otro patrón que se repite, y es que hay determinados periodos donde la indefinición y sensibilidad se concentra y se muestra manifiestamente extrema, en el caso del viento sucede al menos una vez al día, sobre todo cuando se va a poner el sol, aunque muchas veces también sucede durante la mañana (depende de cómo se encuentre ese día)

Al principio nos cabreábamos, ahora hemos aprendido, lo primero es no intentar que las cosas sean como tu quieres, si no dejar que haga lo que le apetezca y llevarlo con dignidad y alegría, porque cuanto más quieres que sople o que venga de un lado, más calma o viene justo del opuesto. Otra norma básica es evitar hacer comentarios sobre su comportamiento, es decir, nada de expresiones tipo: «parece que va a calmar» «hoy creo que se mantendrá todo el día», etc basta que lo digas para que se monte el lio. Seguimos sin entender lo que pasa, pero la verdad es que nos llevamos bastante mejor 😉

Bueno, tras este comentario absurdo, que nos ha hecho reír un buen rato, supongo que habréis visto en el sistema de seguimiento por satélite que vamos mejor. Anoche seguimos a motor hasta bien entrada la madrugada, sobre las 4 de la mañana hora nuestra, en ese momento decidieron levantarse los Alisios y comenzaron a soplar con intensidad aceptable (unos 15 nudos). Sin pereza nos levantamos todos para llevar a cabo la maniobra de izado de velas, primero mayor, luego el Génova 4 que usamos de trinquetilla y por último el spinnaker. Tras 13 horas a motor avanzando a 4-5 nudos es un gusto ver como el barco arranca y alcanza los 8-9 nudos a vela. Desde ese momento hemos ido fenomenal (shhhh! ¡que no me oiga!), eso nos ha ayudado a que hayamos recorrido 147 millas en las últimas 24 horas y que nos queden 159 millas para llegar al norte de Santa Lucía. Si la situación se mantiene mañana estaremos allí, si afloja un poco llegaremos pasado mañana.

Confiemos en que mañana os pueda escribir desde esta preciosa isla del Caribe, pero si no es así, porque el viento cambia de nuevo su comportamiento, no hay problema, como ya sabéis lo haré con la mejor de mis sonrisas, asumiendo estoicamente su decisión 😉

Sed felices

Kike

IMGP0447 (Large) IMGP0456 (Large)

2 Comments

  • Hola a los dos, espero que esteis bien y que el entrenamiento de cruzar el atlantico os anime a seguir

    Saludos

    Ya sabes que si necesitais algun contacto de los que conocemos, solo tienes que pedirmelo.

    David Ortiz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *