Días 1.123 a 1.126 (11 al 14/12/12): Entre dos mares

¿Cuántos mares hay en el mundo? No lo sé, pero solo en el Sudeste Asiático debe haber como una docena. En este momento atravesamos el estrecho de Vitiaz, que separa dos de ellos, el mar de Salomon y el mar de Bismarck, ya en aguas de Papúa Nueva Guinea; durante nuestro periplo por esta zona del planeta atravesaremos unos cuantos más.

Las cartas sitúan una anomalía magnética de intensidad desconocida a muy pocas millas de nuestra posición. Mientras escribo aquí son casi las 5 de la mañana, estoy de guardia, y por si acaso no lo quito ojo a la electrónica, no vaya a ser que se vuelva loca y empecemos a dar vueltas en círculos o el piloto automático se confunda y nos envíe a unos arrecifes situados a nuestro Norte. Por ahora todo está tranquilo, nada da síntomas de estar afectado por la anomalía.

Desde que salimos de Salomon el día 10 por la noche no hemos tenido mucho viento aprovechable para navegar a vela, nada o muy escaso y de proa, sin que apenas de para hacer bordos. Nuestro ritmo de avance es lento, la zona de calmas ecuatoriales está haciendo honor a su nombre, y eso que todavía quedan bastantes millas para el Ecuador geográfico.

Sin embargo las noches son amenazantes, en cuanto se pone el sol el horizonte se llena de zonas muy oscuras y comienza una especie de castillo de fuegos artificiales, chubascos realmente violentos pueblan la oscuridad. Rara es la madrugada que no tengo que saltar de la cama a la carrera para abrir escotas o aproar un poco el barco y capear, cuando el chubasco nos alcanza la transición entre nada y 30-40 nudos de viento es cuestión de segundos.

Por el momento los vamos soportando, incluso a veces nos vienen bien para aprovechar los efímeros vientos que envían y avanzar un poco más, pero lo que si me inquieta son los rayos, las tormentas de aquí son excepcionalmente activas eléctricamente, se les ve caer a no mucha distancia, y en muchas millas a la redonda somos el camino más fácil para que la corriente pase de la atmósfera al mar (22,5 metros de mástil metálico sobre el nivel del agua). En fin, cruzaremos los dedos, porque no conozco ningún velero que haya escapado al impacto de un rayo sin graves daños, o pérdida total…

La pesca se nos resiste estos días, nuestra velocidad no es buena para curricar. Hoy hemos tenido tres picadas, dos de ellos seguro que eran peces espada porque los hemos visto saltar fuera del agua, el tercero no estamos seguros, puede haber sido lo mismo o un atún enorme, pero no hemos conseguido sacar ninguno de los 3, demasiado grandes para nuestro equipo, han acabado partiendo.

En aproximadamente 24 horas llegaremos a Madang, primer destino en Papúa Nueva Guinea, un país delicado por seguridad y enfermedades, pero que posee una naturaleza cuasi virgen, poblados que viven como hace centenares de años y el sabor de aventura de los lugares escasamente explorados. Como desventaja apenas hay información de fondeaderos y la cartografía es escasa e intuyo que bastante inexacta, habrá que improvisar e investigar para encontrar los lugares adecuados.

A las 18:45 GMT nos encontramos en 6º 01′ S, 147º 54′ E, navegando a 6,1 nudos rumbo 288º, mayor izada con motor apoyando, viento muy débil casi de proa.

Sed felices

Kike

10 Comments

  • feliz Navidad…sigue mas y mas.. somos pasajeros de un mundo sin fin…tù has creado ese mundo..multicolor..maravilloso..oceanos de vida..vidas mas allà de las nuestra..y cada ser que se origina en el mar..mañana serà una parte de nosotros..el mundo no se crea ni se destruye..solo se transforma..un bes Kike y feliz navidad..

  • Kike, nos da mucha alegria y tranquilidad verte bien fondeado en Madang. Por aquí todo va bien, disfrutando de un invierno con intervalos cálidos en nuestra maravillosa Valencia.

    Tus últimas fotos de Fiji preciosas. Allí tuvisteis muy buenos momentos y una exitosa recuperación y reparacion del Bahari.
    Se que Joloc te ha escrito, está fenomenal¡¡¡.
    No queremos olvidarnos de desearte unas Navidades Super-Felices en esa remota tierra y te mandamos un fuerte y cariñoso abrazo.
    Pepe y Ana

  • Donde estés sé feliz y haz feliz a los cercanos, aunque sean de Papua. Un abrazo muy fuerte, te deseo las mejores travesías para el año nuevo 2013. Mua Mua Mua !!!!!!!.

  • Primo, aprovecho este blog, para desearte una feliz navidad y sobre todo un feliz 2013 (lo de felicitarte las fiestas a traves de aventura oceanica se esta convirtiendo en toda una tradicion, ya que comenzo con las navidades de 2009 -2010-2011 y ahora 2012)
    NOTA: me alegre mucho por la llamada telefonica que hiciste el otro dia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *