Días 1.473 a 1.477 (26 al 30/11/13): El regalo del mar

Hacía días que seguíamos con mucho interés la previsión meteorológica, se estaba formando una perturbación a la altura de las Islas Canarias, si seguía así nos podría beneficiar enormemente para la travesía entre Cabo Verde y Cádiz.

El día 26 por la tarde zarpábamos de la pequeña bahía de Palmeira, en la isla de Sal, con los mejores pronósticos confirmados, Eolo y Neptuno se conjuraban a nuestro favor abriéndonos una autopista de regreso a casa con la que no habríamos podido ni soñar, un auténtico regalo de los elementos que tendríamos que aprovechar bien.

Debido a una borrasca que entraba desde el Oeste, los vientos Alisios predominantes (de componente Noreste, y por tanto contrarios a nuestra dirección) se frenarían durante los siguientes días, dando paso a vientos débiles variables e incluso calmas, una situación idílica para avanzar en línea recta hacia las Canarias y posteriormente a Cádiz, impulsados con la ayuda del motor y/o las velas cuando se pudiera.

Para explicar lo valioso de de esta excepcional situación, realmente poco habitual, y más en esta época del año, os explicaré cual era el plan inicial que ya teníamos asumido.

La distancia a rumbo directo entre Cabo Verde y Cádiz es de unas 1.500 millas (aprox. 2.800 Km), basándonos en la información estadística de intensidades y direcciones de viento en este mes del año sería teóricamente imposible seguir la línea recta, así nos lo confirmaban también los barcos que llegaban a Cabo Verde en sentido contrario, el Alisio estaba bien establecido y soplaba con fuerza.

Un velero no puede navegar directamente contra el viento, necesita desviarse un cierto ángulo para poder avanzar que depende de las características de cada barco, los más regateros equipados con velas de altas prestaciones pueden ceñir a menos de 30º de ángulo real, los destinados al crucero pueden necesitar 60º, el Bahari bien trimado puede ceñir a 45º con buena velocidad sin que le sea muy difícil.

Siendo así, en condiciones normales tendríamos que dar un enorme desvío para poder llegar a la Península Ibérica, primero hacer un bordo de unas 1.200 millas en dirección prácticamente hacia las Islas Azores hasta alcanzar los aproximadamente 35º de latitud Norte, ciñendo a rabiar (al máximo), lo cual es duro para barco y tripulación, con viento fuerte la escora es importante, los golpes al impactar con las olas que van en sentido contrario son violentos, el mar barre la cubierta llevando torrentes de agua hasta la bañera, las velas tienen que trabajar con mucha tensión para presentar una forma de ataque limpia, interior y exterior del barco se convierten en un campo de batalla…

Una vez llegados a 35º Norte entraríamos en una zona de vientos variables, ahí tendríamos que adaptarnos a cada situación puntual para recorrer como fuera las aproximadamente 1.100 millas que nos separarían todavía de Cádiz, aunque ya no debería ser un viento contrario firmemente establecido.

En resumen, nuestro cálculo más probable era tener que recorrer unas 2.300 millas (en lugar de 1.500) describiendo una especie de triángulo, soportando además una navegación que implicaría un sufrimiento considerable, por eso entenderéis mi alegría al ver que desde que salimos avanzamos directamente hacia Cádiz bajo unas condiciones mucho más fáciles y cómodas.

No digo que esta anómala situación meteorológica se vaya a mantener hasta el final, todavía quedan muchas millas y las previsiones a más de 3 días no son muy fiables, pero cada milla que avanzamos hacia el Noreste es una bendición, aunque regresaran los vientos Alisios habituales y tuviéramos que ponernos a ceñir el desvío necesario sería muy inferior, nos habríamos evitado ya varios días de durísima navegación, además de que una vez superadas las Islas Canarias la probabilidad de vientos variables aumenta, por lo que se podrían repetir situaciones favorables.

En los días que llevamos de travesía nuestra velocidad es moderada, entre 120-140 millas por día, la inestabilidad atmosférica se traduce en vientos de cualquier dirección y en general muy suaves. Navegamos principalmente a motor, aunque hay intervalos de algunas horas en los que podemos apagarlo e impulsarnos exclusivamente con las velas.

Como consecuencia estamos gastando más gasoil del previsto, la reserva que preveíamos para cuando alcanzáramos las latitudes de vientos variables la consumiremos para llegar a las Canarias, por lo que cambiamos de planes y con toda probabilidad tendremos que parar en alguna de las islas para repostar, todo apunta a que eso no será un problema.

Así es el mar, unas veces te da y otras te quita, a veces lo imposible sucede en tu contra y otras a tu favor, aunque desde luego considero que no nos podemos quejar, en ocasiones nos ha puesto en serios aprietos pero siempre nos ha dejado una salida, y ahora parece que extiende una alfombra roja para que volvamos a casa en las mejores condiciones, sea como sea le doy las gracias, porque gracias a él estamos aquí.

A las 20:30 horas GMT nos encontramos en 24º 10’N, 17º 50’W, unas 250 millas al Sur de Tenerife, navegamos a 7 nudos de velocidad rumbo 025º, el viento ha subido y avanzamos en una ceñida cómoda hacia las Canarias, la previsión inmediata es que las condiciones sigan variables pero buenas para llegar en un par de días.

Sed felices

Kike

7 Comments

  • Ya casi tenéis Las Canarias a vuestro alcance y luego como dices, el salto a la Península en donde según creo tendrás la visita de la familia . Ya falta menos para llegar a Valencia y vernos. Un abrazo muy fuerte.

  • esperemos y deseamos que Eolo y Neptuno os sigan tratando bien en esta recta final del viaje, seguramente ya habreis llegado a las Islas Canarias asi que ¡¡Bienvenidos a España!!!!!!

  • Bienvenidos a España marineros, ya si podeis decir que habeis dado la vuelta al mundo, toda una gran azaña. En Cadiz nos veremos dentro de unos dias. Un fuerte abrazo.

  • Joloc y Kike,
    Llegáis a Canarias 4 años después de vuestra partida.
    Cuando atracáis en el Naútico de Las Palmas?
    Chema me ha dicho que estáis a punto de llegar o ya habéis llegado.
    902 384186
    Un abrazo,

  • Anoche nos confirmó Joloc que habéis tenido un verdadero regalo de la mar, como dice Kike, y en contra de todas las predicciones estadísticas, un paseo a motor a rumbo directo con alguna racha favorable, ahorrando muchísimas millas.
    Nos alegramos todos.
    Nos dice que vais a zarpar hoy mismo, cuando carguéis de fuel y para seguir aprovechando la situación hasta Cádiz.
    Adelante¡¡ Un abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *