Día 26 (10/12/09): No hay mal que por bien no venga

El viento ha seguido bajando, anoche ya estaba muy suave, y la tendencia ha continuado, ha llegado a quedarse por debajo de 10 nudos, y lo peor es que además es variable en dirección, con cambios que llegan a los 45 grados, así que hemos decidido a primera hora de la mañana continuar bajando hacia el sur, todavía no nos da para hacer un rumbo más directo. Dada la situación la estrategia planeada para el día era bajar espi y poner unas horas el motor a 2.000 vueltas, para cargar bien las baterias y que estuviera unas horas trabajando a un régimen normal, llevamos muchos dias poniendolo a muy bajas vueltas solo para cargar baterias (dos veces al día una hora). Aprovechado esta situación podriamos intentar pescar algo que nos anime el dia, ya que navegando de este modo es muy facil parar el barco si pica algo (te aproas y ya esta).

Dicho y hecho, antes de arrancar motor nos hemos dedicado a montar la caña, vamos bien equipados para la pesca, hay unas tiendas excepcionales en Canarias, donde además nos aconsejaron bien para como tener éxito en medio del océano. Una vez estaba la rampala montada la hemos lanzado al agua, para que fuera haciendo camino mientras bajabamos el spi, arrancabamos motor, etc. Al fin y al cabo no iban a picar en seguida.

Tal y como me iba yendo hacia la proa a iniciar la maniobra me ha llamado la atención ver un montón de peces saltar del agua, por casualidad cerca de donde teniamos el extremo de la línea, además no eran peces voladores, que curioso… no me ha dado tiempo ni a pensar, ha empezado a sonar la carraca del freno de la caña, ¡han picado!

¿Ya? pero si no estamos listos, desde luego, estos peces hacen lo que les da la gana, no respetan las más mínimas normas deportivas 😉

Efectivamente, lo que estaba pasando es que los peces saltarines huian de algun tipo de predador, es habitual, lo hacen evitar que puedan seguir su estela y desorientarlos. Pero en este caso, los predadores por azar se ha cruzado con nuestro cebo, y de prometerselas muy felices pensando que habian encontrado al tonto del grupo, creo que rápidamente se han dado cuenta de que habian mordido el anzuelo, el cazador cazado, ironias de la naturaleza.

No hemos tenido otro remedio que reaccionar a toda velocidad, Yolok a la caña de pesca para cuidar que no se soltara, Chema al piano para soltarme driza y escotas, y yo a la proa a bajar el spi y guardarlo para que no vaya al agua.

Cuando he vuelto a la bañera ya estaba como a 15 metros, ciertamente no ha habido mucha pelea, ha sido relativamente fácil. En la distancia ya se distinguía el color azul intenso de la cola, era una llampuga, y no tenía mal tamaño. Tal y como se iba acercando me llamaba la atención el reflejo de una aleta simétrica justo bajo, que curioso, ¿será el reflejo en el agua? No, al verlo de cerca nos hemos dado cuenta, lo que pasaba es que habian picado dos a la vez. ¡Increible! esto no lo habia visto nunca, en la misma rampala dos peces enganchados, ¿pero como pueden ser tan voraces? pues no os lo perdais, que habian más que seguian a las primeras a ver si se podian unir a la fiesta, si no fuera porque era demasiado pescado para nosotros volvemos a echar la línea y vuelven a picar.

Un buen tirón y arriba las dos llampugas, buenos ejemplares, de unos 50 cm y más de 3 kilos cada una, ya vereis las fotos. Nada más tocar la bañera han comenzado a aletear con fuerza, revolviendose como podian, como nuestra popa es muy abierta nos daba miedo que se fueran al agua, solución: defensa de futbol, cada vez que se acercaban peligrosamente al límite, patada y para dentro otra vez, una de ellas me ha dado miedo porque casi hago gol y la cuelo en el interior del barco, ¡la que habria liado la llampuga dentro de los camarotes!

Acto seguido se ha puesto en marcha la maquinaria de limpieza y trozeado previa a meterlos en la nevera. Esta noche nos comeremos una parte a la plancha y creo que con el resto voy a hacer ceviche.

Además de eso también hemos tenido otra novedad, anoche vimos un barco y esta mañana otro, ambos mercantes. Igual no os parece muy significativo, posiblemente vosotros los veis todos los dias, pero nosotros no habiamos visto ninguno desde la salida de Canarias (hace ya una semana), al menos ya sabemos que hay alguien más vivo en el mundo, en concreto en el oceano Atlántico 😉

Por lo demás, cuando ya habiamos cargado suficiente batería hemos apagado motor y vuelto a subir mayor y spi, ahora mismo navegamos a unos 7 nudos rumbo 224, a ver si mañana tenemos mejor viento. Tengo que deciros que a pesar de todo no hacemos mal ritmo, en las ultimas 24 horas hemos navegado 170 millas y nos queda menos de 1.600 millas para Santa Lucia, vamos, que no estamos parados, seguimos avanzando.

Mañana os cuento más cosas.

Sed felices

Kike

IMGP0250 (Large)

13 Comments

  • Hola Kike,

    Te voy leyendo casi a diario, y cada vez babeo más de envidia sana. Además, me encanta tu estilo narrativo, haces que sea realmente ameno leerte. Seguid disfrutando, y haciéndonos disfrutar a los que compartimos vuestro sueño.

    Un abrazo y buena proa.

    Juan

  • Hola Kike, qué interesantes tus relatos. Hoy es el primer día que me meto en la web y casi me he sentido como si estuviera en la cubierta del barco ayudando a sacar el pescado del agua!! Veo que por ahora no os ha hecho falta tirar de provisiones pata negra que os vendrán muy bien cuando lleguen tiempos más difíciles.

    Vamos a vernos a cenar con Santi, Roberto y Nacho la última semana de diciembre y ten seguro que brindaremos varias veces en tu honor y por que la aventura siga saliendo bien.

    Un fuerte abrazo de tu amigo Mariano

  • Hola navegantes !! que bien pescado fresco para la cena y ademas están buenísimas, me alegro que todo vaya bien, que envidia ver esas noches llenas de estrellas sin contaminación y esas puestas de sol

    Un beso a Chema, lo digo por la confianza y un saludo al resto

    espero las fotos

  • Queridos los cuatro, nada mas levantarme, despues de comer y antes de dormir es para mi lo mejor del dia seguir vuestra aventura. Se que estais muy felices pero a mi me produce vertigo ver el mapa y pensar que os acercais peligrosamente a la dorsal oceánica mas activa de la Tierra. En fin, creo que a vosotros solo os va a trasmitir energia positiva. ¡Sois muy valientes¡¡.
    Por cierto ¿qué pasa con los alisios? Parece que se estan portando mal…..
    Esta mañana estuve en el Nautico y he dejado vuestro encargo a Carlos de la secretaria.
    Por aqui todo igual, pero con una nieta muy mayor, hoy cumple dos años, y me pide que le enseñe el barco del «guelo» en el ordenador. Quiere decir que os manda mucha suerte a todos y llena de su gran inocencia.
    Hasta pronto

  • Pepe, os vamos siguiento en vuentra aventura, y observamos que todo se esta desarrollando según vuentros planes, cosa que celebramos. Espero que tu gran esperiencia nautica en el «Pantano de Sacedon», se haga notar junto a esos monstruos de la navegación que te acompañan. Os deseamos buena mar y mejor viento, para así llega pronto a puerto. Un abrazo y hasta pronto

  • Bueno, bueno, que noticia por fin os habeis distraido con algo distinto, me alegro mucho, pues yo no estoy ahi con vosotros, pero conociendo a Chema, no se como no habeis tirado mas linea y habeis subido una docenita.

    Madre mia si le llegas a pegar un patadon y entra la llampuga dentro, hubieras hecho una mezcla de sangre con tortilla que lo flipas, que por cierto no se me olvida lo de la tortilla, pero ya con lo que sangran las llampugas, MADRE MIA.

    Pues que sepais que el frio ya llega, en New York ya estan a -30º, YA VIENE EL FRIO URRRRRR haber si teneis un poco de suerte y llegan los alisios de una vez por todas, pero lo que tu dices no vais parados os veo en el mapa y la verdad es que si no fuerais a Santa Lucia llegarias antes de lo esperado.

    Otro abrazo a los 4 FANTASTICOS

  • Hola buenas tardes desde Valencia, no se me ocurre nada mejor que deciros que este poema, sobre todo el estribillo.

    Con diez cañones por banda,
    viento en popa, a toda vela,
    no corta el mar, sino vuela
    un velero bergantín.
    Bajel pirata que llaman,
    por su bravura, El Temido,
    en todo mar conocido
    del uno al otro confín.

    La luna en el mar riela
    en la lona gime el viento,
    y alza en blando movimiento
    olas de plata y azul;
    y va el capitán pirata,
    cantando alegre en la popa,
    Asia a un lado, al otro Europa,
    y allá a su frente Istambul:

    Navega, velero mío
    sin temor,
    que ni enemigo navío
    ni tormenta, ni bonanza
    tu rumbo a torcer alcanza,
    ni a sujetar tu valor.

    Veinte presas
    hemos hecho
    a despecho
    del inglés
    y han rendido
    sus pendones
    cien naciones
    a mis pies.

    Que es mi barco mi tesoro,
    que es mi dios la libertad,
    mi ley, la fuerza y el viento,
    mi única patria, la mar.

    Allá; muevan feroz guerra
    ciegos reyes
    por un palmo más de tierra;
    que yo aquí; tengo por mío
    cuanto abarca el mar bravío,
    a quien nadie impuso leyes.

    Y no hay playa,
    sea cualquiera,
    ni bandera
    de esplendor,
    que no sienta
    mi derecho
    y dé pechos mi valor.

    Que es mi barco mi tesoro,
    que es mi dios la libertad,
    mi ley, la fuerza y el viento,
    mi única patria, la mar.

    A la voz de «¡barco viene!»
    es de ver
    cómo vira y se previene
    a todo trapo a escapar;
    que yo soy el rey del mar,
    y mi furia es de temer.

    En las presas
    yo divido
    lo cogido
    por igual;
    sólo quiero
    por riqueza
    la belleza
    sin rival.

    Que es mi barco mi tesoro,
    que es mi dios la libertad,
    mi ley, la fuerza y el viento,
    mi única patria, la mar.

    ¡Sentenciado estoy a muerte!
    Yo me río
    no me abandone la suerte,
    y al mismo que me condena,
    colgaré de alguna antena,
    quizá; en su propio navío
    Y si caigo,
    ¿qué es la vida?
    Por perdida
    ya la di,
    cuando el yugo
    del esclavo,
    como un bravo,
    sacudí.

    Que es mi barco mi tesoro,
    que es mi dios la libertad,
    mi ley, la fuerza y el viento,
    mi única patria, la mar.

    Son mi música mejor
    aquilones,
    el estrépito y temblor
    de los cables sacudidos,
    del negro mar los bramidos
    y el rugir de mis cañones.

    Y del trueno
    al son violento,
    y del viento
    al rebramar,
    yo me duermo
    sosegado,
    arrullado
    por el mar.

    Que es mi barco mi tesoro,
    que es mi dios la libertad,
    mi ley, la fuerza y el viento,
    mi única patria, la mar.

    Saludos, buenos vientos y a grabar el video de todos cantando este poema con esa guitarra que teneis.

    Tio Jaimon.

  • Llevo siguiendoos practicamente desde que comenzasteis a narrar esta magnifica aventura en vuestro blog, y estoy en la obligacion de deciros que siento una envidia tremenda: envidia porque estais cumpliendo un sueño que en estos momentos a mi se me antoja imposible, pero que algun dia espero cumplir. No seria la primera vez que se me cae la lagrimilla al leer vuestro dia a dia. Me muero de ganas de ver alguna foto que vayais subiendo. Desde el cantabrico, un fuerte abrazo. Buenos Vientos sres

  • Hola marineros.¿cómo os va? Habeis visto algun tiburon? Me ha tocado un Mr Rino porque me he portado bien en clase. Es una pena que no podais venir a mi Chritmas Show a oir mi cancion de Spirt y la otra de Eait Time Rainer. Vosotros escribir porque no sabemos si el abuelo duerme con sus madalenas peluche. Ahora llamamos a Rocio «Troglodita» porque es una super traviesa girl. Muchos besos, buen viaje,adios.

  • Hola Kike y demas tripulantes, os sigo desde el primer dia, los relatos estan muy interesantes pues mi ilusion es de cruzar el Atlantico algun dia y me sois de mucha ayuda, me estoy apuntando en el ploter todas las coordendas de situacion que mandais, asi os sigo virtualmente y como te he dicho me sirven para un futuro.
    Muchos animos que lo consiguereis y yo con vosotros pues os voy a seguir diarimente.
    Saludos y buenas travesias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *