Día 397 (16/12/2010): Polizón abordo

Anoche, cuando acababa mi guardia, distinguía algo sobrevolando todo el rato sobre la cubierta, me era complicado saber que era, si hubiésemos estado en tierra habría asegurado que un murciélago, pero en mitad del mar no tenía sentido. No le di más vueltas y me fui a dormir, las horas de descanso son oro en nuestras condiciones.

Por la mañana se descubrió el misterio, Jose Carlos me avisó que llevábamos un polizón abordo, un pararillo se había instalado tras la protección de la capota antirociones, allí permanecía dormitando, debía estar agotado, porque ni se movía cuando pasábamos por su lado al entrar o salir a cubierta. Lamentablemente la ornitología no es mi fuerte, así que no se deciros con seguridad de que especie se trataba, cuando suba las fotos a ver si alguien sabe decírnoslo.

Ha permanecido allí varias hora, inmóvil, impasible a los movimientos del barco o su tripulación, llegué a temer que estaba gravemente enfermo y que iba a morir, tan extraño era su comportamiento, pero no, de repente ha parecido despertar de su letargo y ha retomado el vuelo hacia donde su camino le llevara, eso sí, nos ha dejado un regalito como pago a los servicios de transporte y hospedaje, por lo que se ve no ha quedado muy satisfecho. Curioso el mundo animal, ¿que habría sido de él si nosotros no hubiésemos estado allí? A veces da que pensar, como pequeñas casualidades pueden condicionar el destino… ¿nuestro camino está escrito previamente? ¿o somos nosotros quienes lo escribimos con nuestra decisión y esfuerzo? ¿o una mezcla de ambas? Demasiado filosófico para estas horas…

En cuanto a navegación no nos podemos quejar de la noche y el día que hemos pasado, el viento roló y se puso del través tal cual la previsión, y durante la jornada se ha ido hacia la popa, aumentando también de intensidad hasta los 30 nudos en algunos momentos. Hemos podido avanzar a buen ritmo y sin excesivos problemas, supongo que lo podréis comprobar si miráis el mapa de nuestra posición en la sección «itinerario día a día» de nuestra web.

Al inicio de la tarde ha habido un rato divertidísimo, el mar de fondo del fuerte Norte que ha soplado estos días atrás se ha juntado con el oleaje del oeste generado por el viento actual. La combinación de ambas olas provocaba un movimiento similar a estar en una continua montaña rusa, con sus ascensos, descensos y movimientos laterales, no eran impactos violentos, más bien acelerones y frenazos al subir y bajar las olas tanto en longitudinal como en transversal, en fin, que nos divertimos como podemos y nos reímos de todo.

Eso sí, al caer la tarde las cosas ya se han puesto serias, el viento se ha tornado en contra, con el poderío y la enorme ola que levanta enseguida por estos mares, ahí ya ha sido menos divertido.

De hecho esto no es más que el aperitivo de lo que viene mañana, la previsión indica vientos medios en superficie de 35 nudos. Según la experiencia de estos días, el viento real supera como mínimo en un 50% al de la previsión, y las rachas llegan al doble, así que la cosa se va a poner muy muy fea.

Por eso hemos tomado una decisión, resguardarnos en Puerto Deseado (supongo que no somos los primeros que llegaremos a él con ansia), en teoría a final de la tarde habrá pasado lo peor y podremos reemprender el camino. Ha sido curioso, la decisión ha sido como espontanea y todo encajaba, nos viene casi de paso, llegamos justo antes de que se inicie lo peor y casi coincidiendo con la corriente de marea entrante (3,5 nudos nada despreciables), todo encaja, volviendo al tema de antes, ¿será el destino que nos quiere proteger de algo?
En cualquier caso es la decisión más razonable, teniendo la posibilidad no tiene sentido poner en riesgo a barco y tripulación, demasiado expuestos estamos ya en otras situaciones en las que no tenemos alternativa.

El único problema es que, como siempre, llegaremos de noche y sin conocer, aunque ya nos estamos acostumbrando a las búsquedas a ciegas. Miguel Urbieta, el apoyo que estamos teniendo en tierra y con el que contactamos todos los días mediante la emisora de onda corta, ya ha avisado a la Prefectura de nuestra llegada, esperamos que nos puedan indicar correctamente. A la velocidad que vamos, sobre las 3 de la mañana deberíamos estar allí.

Os escribo desde la posición 47º43’S, 65º43’W, aquí son las 12 de la noche (03 GMT), navegamos rumbo 224º a 5,4 nudos, con motor y mayor. A medida que nos acercamos a costa el viento se suaviza y la ola también.

Si todo va bien mañana os escribiré desde Puerto Deseado, aunque como os digo nuestra escala será breve, en cuanto pase lo peor zarparemos de nuevo rumbo Ushuaia, que todavía nos quedan 550 millas.

Sed felices.

Kike

8 Comments

  • Fieras……. que sois unos fieras!!!!!!!!!! Me teneis acojonado con vuestras navegadas por esos mares australes. Habeis recalado en un puerto que, imaginaros como estarìa, Magallanes llamo Puerto Deseado despuès de pelear contra viento y mar durante meses, en unas condiciones terribles. Allì se iniciò el conato de rebeliòn, que despuès se llevò a cabo en el puerto de San Julian, unas millas màs al sur… De hecho, Magallanes lo llamò puerto de los «trabajos forzados» pues estubo bastante tiempo reparando las naves despuès del palo a las que fueron sometidas por los elementos. Reposad unos dìas hasta que mejoren las condiciones meteorologicas y podais seguir hacia el Sur. Un abrazo muy fuerte. El Bahari es mucho Bahari….. y vosotros tambien. Besos de mi novia Lydia.

  • Sin prisa pero sin pausa…. cuando las condiciones metereologicas sean mas favorables, emprendeis la marcha .Por lo que respecta a la protección, creo que alguien desde alguna parte vela por ti y tu compañero,aparte de la fuerza que ponemos todos vuestros seguidores, para que prosigais con vuestra aventura, que a la vez es una ilusión de mucha gente. Animo. Un abrazo

    PD. Cada dia me gusta mas como escribes y no cambies tu punto filisofico.

  • Hola aventureros!!
    Que suerte el tener como alternativa Puerto Deseado, pues la seguridad es lo principal (y al Bahari tenéis que mimarlo que le quedan muchas millas por delante!)
    Por cierto, seguís formando parte de mi árbol de Navidad!!

    Muchísimos besos y todo mi apoyo,

    Mireia Molero

  • uff¡ menos mal que esta el pùerto ese, me habeis tenido con el alma en vilo, ¿no os podeis estar un poco tranquilitos hasta que pase esa barbaridad de temporales?. Teneis un valor tremendo, espero que cuando esto termine os den una medalla o algo porque si no es que no hay justicia. ¡Que manera de sufrir! Termino agotada solo de leer vuestras trapisondas, espero que os vaya muy bien yque no paseis demasiado frio, ¡Animo valientes! Besos y abrazos de Luis y Charo.

  • En el fondo de mi subconsciente me quedan las ganas de pasar el cabo de Hornos, ya no tendre otra oportunidad. Deseo que seais prudentes pero que disfruteis de las 40 rugientes. No se lo podran imaginar vuestros hijos cuando conteis esta aventura…. Mucha suerte y que los vientos os sean favorables¡¡¡¡ Un abrazo desde Valencia con mucho cariño. Capitan Corral siempre con vosotros.

  • Hola amigos, cuando llegan a Ushuaia tienen que comer Centalo. El mejor restaurante se llama el VOLVER, la especialidad de la casa es el Centalo Volver. Vale unos 30 euros…. pero parece una delicia.
    Buen provecho,
    Francis

  • Primo, teniendo el nombre de «Puerto deseado» , seguro que habeis tomado una correcta decision, y llamandose asi, casi obligada decision (aunque llegueis de noche)
    NOTA: Lo del «pajaro ese» habeis perdido la oportunidad «pajaro que no vuela a la cazuela»

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *