Días 586 a 602 (22/6 al 9/7/2011): Nuestro mástil en camino…

El hombre tardó menos en llegar a la luna que nuestro mástil en ser transportado desde Buenos Aires a Valparaíso, la buena nueva es que el viernes fue cargado sobre un camión y ya está en ruta.

Esto parece un culebrón de los tan habituales en esta parte del continente, un cúmulo de despropósitos, errores, ineptitudes, burocracias, falta de previsión por los agentes involucrados y que se trata de un transporte especial, ha hecho que todavía no tengamos el Bahari arbolado.

Durante más de dos semanas el mástil estaba finalizado y embalado en la fábrica, pero no había forma humana de traerlo hasta aquí. Innumerables gestiones, llamadas, búsqueda de alternativas, pero nada. Como anécdotas os contaré que casi lo traemos en la parte superior de un tráiler de los que transportan coches, que enviaron un camión de 13 metros a cargar un palo de 22,5 metros y lo llegaron a poner encima (me habría gustado ver la cara del chofer al ver que sobresalía más de 9 metros) y que nos ofrecieron partirlo en dos para facilitar su movimiento. Al final viene sobre una plataforma que lleva un Soto 40 (un barco de regatas), está previsto que llegue a Mendoza el lunes y aquí miércoles o jueves, en función de lo que demore cruzar el paso Libertadores (frontera Argentina-Chile) por la meteorología (es un puerto de montaña habitualmente nevado), la aduana o las restricciones de tráfico a consecuencia de la Copa América, y a nosotros que no nos gusta el futbol…

No han sido días fáciles, a pesar de que todo está contratado y las instrucciones dadas claramente y por escrito, decidimos controlar directamente cada punto de la cadena, no os podéis imaginar los errores detectados. Afortunadamente ninguno es vital y estamos tratando de solucionarlos (los que la tienen, para algunos ya es demasiado tarde), aunque cantaremos victoria cuando estemos navegando por el Pacífico.

Hemos tenido que hacer serios esfuerzos para no desesperarnos, mantener la cabeza fría, y que el enfado o la sensación de impotencia no nos nublara el camino adecuado para gestionar de la mejor forma posible el auténtico desastre en el que hemos estado inmersos. Y es que no es para menos, desarbolamos la noche del 3 al 4 de febrero, llegamos a Valparaíso el 15, la primera fecha de entrega fue finales de abril, y desde entonces se ha ido retrasando semana a semana hasta ahora. La fecha del 2 de junio era en teoría absolutamente segura, y aun así le dimos 15 días de holgura en nuestra planificación, pero está visto que aquí las cosas funcionan de otra manera…

En cualquier caso quiero ser positivo, el que parecía el escollo fundamental se ha superado, ahora nos estamos concentrando en tener todo listo y confirmado para montar en cuanto llegue nuestro ansiado mástil.

Creo que cuando lo vea lo besaré, brindaremos, le haré muchas fotos, lo bautizaré como “el deseado” y esa primera noche dormiré abrazado a él para que nadie lo toque.

Todavía nos quedan algunas batallas por librar para cerrar esta etapa, esperemos que todo llegue bien, que no surjan nuevos problemas en el montaje, que la vela mayor encaje y sobre todo que el estay (cable que va del palo a la proa para sujetarlo) se acabe correctamente, puesto que todavía sigue en Argentina, decidimos que para evitar nuevos errores lo mejor era cortarlo con las medidas exactas una vez el mástil estuviera puesto, tiene muy poco juego y es difícil acertar, creo que iremos a Buenos Aires a recogerlo en mano porque será lo más rápido y seguro.

Ahora sí creo de verdad que estamos en la recta final, y aunque no me atrevo a dar fechas, si os diré que para mi cumpleaños (el 17 de julio) me he pedido un velero que sea capaz de navegar a vela 😉

Sed felices.

Kike

8 Comments

  • Hola marineros, en fin buenas noticias….. La boda de Kike con el mastil el dia de sus compleanios….
    Yo me recuerdo la bajada desde el puerto de la frontera hacia Santiago con muchas curvas. Va a ser una aventura de caretera interesante, y espero que todo saldra bien.
    Hasta luego, un abrazo,
    Francis

  • Primo, por fin ya teneis el mastil , al menos, de camino , esperemos que se cumplan las previsiones y lo tengais pronto con vosotros.
    NOTA: «y esa primera noche dormire abrazado a él para que nadie lo toque» …. No comment…

  • Espero que por fin llegue y si puede ser que sea antes de tu cumpleaños y espero que el camión, tenga el paso de carretera libre hasta Valparaiso. Besos.

  • Kike querido, ahora mismo estoy en África, en Burkina Faso, uno de los paises más pobres del mundo y te juro que creo que aquí habrías conseguido antes el mastil 😉

    Bromas aparte, la entrada del BLog es del día 9 y estamos a 14… CUENTANOS ALGO, ¿El Mastil ha llegado? Tengo ganas de leer que has dormido abrazado a él.

    Besos

    Pepe

  • Feliz cumpleaños!!!!
    Los tirones d oreja, en la q no llevas aro. Para q duela menos.
    Y d regalo, un barco reparado, con su mástil y todo.
    Un @brazo!

  • PRIMAZO, ME ALEGRO QUE TODO VAYA BIEN, QUIERO QUE SOPLES UNA VELA COMO UN MÁSTIL, JEJEJE, Y QUE PIENSES UN DESEO, Y QUE SE TE CUMPLA. ESE ES EL MIO. QUE PASES UN DIA GENIAL Y QUE NO SE TE OLVIDE QUE EL LEBRIJA SE TE QUIERE UNA JARTÁ

    BESOS

  • Kike, feliz cumpleaños¡¡¡¡¡¡
    Todo llega, hasta una jarcia sudamericana¡¡¡¡¡¡¡
    – No olvides que os espera un magnifico año con todo el Pacifico por delante.
    Un fuerte abrazo. Ana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *