Día 356 (5/11/2010): Un horrible magnífico día

Con ese empuje apenas éramos capaces de mantener nuestra posición y hacer frente al mar, aproarse para izar mayor imposible, y arriar el enrollable para izar otro génova también, pintaban bastos. Y lo malo ya no solo era la situación actual, o el hecho en sí de la reparación (que además de tener que volver a sacar el barco fuera del agua podía ser cara y compleja), el autentico problema podría ser afrontar el temporal previsto para el domingo noche en esas condiciones, imposible, no seriamos capaces.

No teníamos más remedio que esperar, ver cómo evolucionaba la meteorología y tomar decisiones en cuanto se pudiera. Han sido horas de tensa espera, zarandeados cual cascaron de nuez por las olas y casi haciendo fuerza para no ir hacia atrás.

En cuanto el viento ha bajado un poco hemos aprovechado para aproarnos como podíamos e izar la mayor con 1 rizo, por fin hemos podido continuar navegando, aunque muy despacio y teniendo que apartarnos del rumbo adecuado.

Progresivamente ha seguido bajando, eso nos ha permitido izar toda la mayor y cambiar el génova, en ese momento nuestra velocidad ha vuelto a los 6-7 nudos, justo lo que necesitábamos, ahora solo quedaba esperar que se mantuviera para poder seguir devorando millas.

Tampoco se cumplieron nuestros deseos, parecía que en este caso los astros estaban en nuestra contra, nos hemos quedado sin viento y el poco que había se ha ido a la proa, estábamos como al principio, casi parados y con una ínfima potencia de motor que apenas nos impulsaba. ¡Qué mala suerte!

Sobre las 5 de la tarde las olas han empezado a desaparecer, se nos ha ocurrido bucear para comprobar los daños y tratar de mitigar las vibraciones si era posible. La fortuna se ha puesto de nuestro lado, nuestro ángel de la guarda sigue ahí, el eje no estaba doblado, en realidad el origen del problema es que había quedado un trozo de cabo liado de tal forma que provocaba una excentricidad, una vez liberado el motor ha vuelto a funcionar perfectamente.

Contentos por el final feliz y dando gracias a todas las divinidades, hemos reemprendido camino a buen ritmo, tenemos que seguir avanzando.

A las 22:30 GMT nos situamos en 32º31’S, 051º39’W, con velocidad de 6,3 nudos a rumbo 210º, vamos a 1.600 vueltas de motor con mayor completa únicamente para que nos estabilice, porque apenas hay viento, tampoco olas. Estamos a 297 millas de Montevideo, en cualquier caso, si viéramos que no llegamos pararíamos en Punta del Este.

Espero no tener tantas emociones mañana.

Sed felices.

Kike

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *